MINISTERIO EVANGELISMO ATRACTIVO en Santiago -Talleres de estas herramientas - Para aprender a realizarlos en cualquier ocacion y evento -
  SADRAC, MESAC Y ABED-NEGO
 

SADRAC, MESAC Y ABED-NEGO

Con esta herramienta es  para contarles a los niños la historia bìblica de Sadrac, Mesac y Abed-nego.



PROCEDIMIENTO:
Le mostramos a  los niños 3 pañuelos y una cajita vacìa de carton.

Paso 1- Comenzamos a relatarles la historia de los amigos de Daniel que se encuentra en la Biblia en el libro de Daniel capìtulo 3. Cada uno de los pañuelos  representa a cada uno de los amigos de Daniel. Cuando llegamos a la parte en donde ellos son echados al horno de fuego por no querer arrodillarse ante la estatua del rey, tomamos la cajita y la volvemos a mostrar que no se ve nada, y uno por uno vamos guardando los pañuelos que son los amigos de Daniel y hacemos que los niños los vayan contando y mencionando los nombres de Sadrac, Mesac y Abed-nego.


Paso 2 - Seguimos contando la historia en la parte en donde el rey se espanta y dice:¿No echaron a tres varones atados dentro del fuego? Ellos respondieron al rey: Es verdad, oh rey. Y él dijo: He aquí yo veo cuatro varones sueltos, que se pasean en medio del fuego sin sufrir ningún daño; y el aspecto del cuarto es semejante a hijo de los dioses. 
Le preguntamos a los niños que cuantos pañuelos fue que entramos en la cajita, ellos van a respoder que fueron 3, pero nosotros le decimos a los niños que el rey vio 4, y vamos a ver si es cierto. Comenzamos a sacar los pañuelos de la cajita y que los niños vayan mencionando sus nombres. Los niños quedaran asombrados porque en ves de haber 3 pañuelos, ahora hay 4 pañuelos y el cuarto es semejante a hijo de los dioses (lo que dijo el rey) Le explicamos a los niños que ese era Jesucristo y asi como salvò a los amigos de Daniel tambien nos quiere salvar a nosotros.


Precio: 200 pesos
Contacto:
Llàmenos: 849 925 0306 Justo Pastor
 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Jehová es mi pastor; nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará. Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento. Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días. SALMOS 23