MINISTERIO EVANGELISMO ATRACTIVO en Santiago -Talleres de estas herramientas - Para aprender a realizarlos en cualquier ocacion y evento -
  LA CAJITA DE JUAN 8:32
 

LA CAJITA DE JUAN 8:32


Un pequeño elemento para explicar como una persona puede ser libre obteniendo la salvaciòn.



PROCEDIMIENTO:
Paso 1- Mostramos una cajita transparente y un pañuelo. El pañuelo representa nuestra vida y la cajita representa el pecado.

Paso 2- Tomamos el pañuelo y explicamos que Dios ha creado a todas las personas, pero el hombre cuando estaba en el huerto del edèn (Adàn y Eva) desobedecieron a Dios y el pecado entro al mundo y por eso todas las personas son pecadoras (Rom. 3:23)
Estan separadas de Dios.

Paso 3- Tomamos el pañuelo y lo entramos en la cajita y llamamos a 3 voluntarios al frente, y le vamos a dar a cada uno 20 segundos par ver si logran abrir la cajita para sacar el pañuelo.
(muy probablemente ninguno de los 3 podrà abrir la cajita).

Paso 4- Tomamos la cajita y decimos: La Bìblia dice en Juan 8:32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. 
En ese momento muy facilmente abrimos la cajita y sacamos el pañuelo. Explicamos: que la Verdad es Cristo, y si conocemos esa Verdad que es Cristo; El nos hace libre de nuestros pecados, nos perdona y asi seremos salvos.
Para conocer esa Verdad y ser libres necesitamos reconocer que somos pecadores, creer que Cristo muriò por nosotros y decirle que entre a nuestro corazòn.

Precio: 150 pesos
Contacto:
Llàmenos: 849 925 0306 Justo Pastor
 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Jehová es mi pastor; nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará. Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento. Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días. SALMOS 23