MINISTERIO EVANGELISMO ATRACTIVO en Santiago -Talleres de estas herramientas - Para aprender a realizarlos en cualquier ocacion y evento -
  EL VASO DE 1 PEDRO 2:2
 

EL VASO DE  1 PEDRO 2:2

Un atractivo interesante y gran efecto para motivar a los niños a memorizar el versiculo de 1 Pedro 2:2

 

PROCEDIMIENTO:
Paso 1 - Tu ya debes de haber memorizado el versìculo.
Paso 2 - Primero le enseñas el versiculo a los niños como tu normalmente lo haces.
Paso 3 - Le explicas que van a repasar el versiculo y como tu ya lo sabes vas a ser la prueba tu primero con un vaso magico. Entonces tomas el vaso de leche en la mano derecha, ellos veran que el vaso està lleno de leche y mientras tu vas recitando el versiculo, ASOMBROSAMENTE A LA VISTA DE TODOS LA LECHE VA BAJANDO DEL VASO O SEA LA LECHE VA DESAPARECIENDO DEL VASO. Eso significa que tu sabes correctamente el versiculo.
Paso 4 - Haces la pregunta quien se sabe el versiculo correctamente y llamas a un voluntario al frente para hacer la prueba. Tienes que llenar el vaso de leche nuevamente y si el niño se equivoca entonces la leche no baja; y llamas a otro niño al frente y asi sucesivamente. La mayorìa va a querer pasar y a tratar de memorizar bien el versìculo para pasar al frente. Tambien puedes hacer el truco de diferente manera fuera de la clase en cualquier otro evento.




Precio: 325 pesos
Contacto:
Llàmenos: 849 925 0306 Justo Pastor
 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Jehová es mi pastor; nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará. Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento. Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días. SALMOS 23