MINISTERIO EVANGELISMO ATRACTIVO en Santiago -Talleres de estas herramientas - Para aprender a realizarlos en cualquier ocacion y evento -
  EL PAÑUELO FUGITIVO
 

EL PAÑUELO FUGITIVO

Un juego  para romper el hielo en cualquier ocacion.

PROCEDIMIENTO: Mostramos 3 pequeños desodorantes y uno de ellos esta vacìo y no tiene la bolita, tambien mostramos un pañuelo. (necesitamos una pequeña mesa)




Paso 1 - Metemos el pañuelo en el desodorante que esta vacìo y le colocamos la tapa a cada desodorante.




Paso 2 - Le decimos al publico que no pierda de vista el desodorante en donde pusimos el pañuelo. Tomamos los 3 desodorante y movemos de un lugar a otro para cambiarlos de posicion y tratar de que el publico pierda de vista al desodorante que entramos el pañuelo.



Paso 3 - Le preguntamo a una persona del publico en donde està el pañuelo. Le quitamos la tapita al desodorante señalado por la persona del publico aparecera la bolita el pañuelo no està en ese dosodorante.



Paso 4 - Nos queda 2 desorante y hacemos de nuevo los movimiento de cambiarlos de lugar, y le preguntamos a otra persona que nos diga en donde està el pañuelo. Le quitamos la tapa al desodorante señalado por la persona y de nuevo el pañuelo no esta ahi si no que aparece la bolita.



Paso 5 - Solamente nos queda un desodorante y de manera chistosa lo movemos de un lugar a otro y volvemos a preguntar ¿en donde està el pañuelo?  con mucha seguridad nos van a decir que el pañuelo està en el ultimo desodorante que queda por destapar; le quitamos la tapa al desodorante y a sorpresa de todos aparecera una bolita, otro desodorante normal EL PAÑUELO HA DESAPARECIDO




Precio: 200 pesos
Contacto:
Llàmenos: 849 925 0306 Justo Pastor
 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Jehová es mi pastor; nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará. Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento. Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días. SALMOS 23